Placer es todo aquello que nos hace sentir vivos.

El placer es como el combustible de la vida.

Placer es lo contrario a cumplir expectativas de otros; no es compatible con sufrir para lograr algo; con placer no hacen falta sacrificio ni disciplina.

Porque todos nos merecemos sentirnos plenos, prefiero que vivas una vida placentera.

Que nadie ni nada te impida poder disfrutar de la comida, de las relaciones, del trabajo y de la vida misma.

Por eso estoy aquí. Para que te reencuentres con el placer de vivir.

 

EL A.M.O.R .ES LA CLAVE, REENCONTRARNOS DESDE UNA ACTITUD AMOROSA. Nuestro decálogo:

Atención: prestar atención a lo que digo, hago y vivo. Vivir el presente y gozar cada minuto.

Aceptación: aceptar lo mío y también lo del otro, ser indulgente con los errores.

Alegría: reirse es salud, tomarse las cosas con la mayor alegría posible, las convierte en buenos momentos.

Apoyo: dar apoyo y aceptar apoyo, ambas cosas son importantes. Todos necesitamos sentirnos arropados.

Movimiento: dar pasos conscientes hacía un mayor bienestar personal y en la relación.

Motivación: motivar al otro en sus empeños, encontrar actividades que motiven para aumentar la sensación de bienestar en la vida.

Optimismo: Mejor ver el vaso medio lleno… Enfocarse en las pequeñas alegrías, es lo que nos aporta vitalidad y capacidad para afrontar momentos estresantes.

Oportunidad: Cada minuto y cada situación puede convertirse en una oportunidad para dar un cambio en la relación con los demás, pero también conmigo misma.

Resiliencia: cultivar la habilidad de convertir un revés en una oportunidad mejor.

Responsabilidad: cada uno es responsable de sí mismo y de su aportación a la convivencia.